yuvia: (Default)
 Me pregunto a menudo por qué se nos enseña a querer ciertas cosas. Una de esas preguntas que se repiten en tu mente por más que sepas la respuesta. Con distintas formas:
¿Por qué quiero aquel abrigo de 100 euros?
¿Por qué quiero un ordenador nuevo?
¿Por qué quiero una plancha para el pelo? (Venga ya! Tengo secador porque me lo regalaron, metido en una bolsa porque lo uso tan poco que en baño estorbaría más que otra cosa)
Compro, luego existo. )
yuvia: (Answers)
Tiene gracia (ninguna), Maria Dolores de Cospedal, palestina en ristre, proclamando que el PP es el partido de los trabajadores. Hace unos años me habría reído ante esta noticia, sólo eso, no le habría dado más importancia, sólo unas risas. Hoy no. Hoy me deprime, me da asco, me deja por los suelos. Por los unos y por los otros, por los demás callándose o gritando (no hay término medio), por todos apuntándonos al fantástico "¿Quién es peor?", al "Y tú ¿de qué equipo eres?", que ocupan, llenan las conversaciones sobre política en España.
No sé si hay en España un partido que se pueda denominar "de los trabajadores" pero sé que, de haberlo, no ganará las próximas elecciones. No sé quién las ganará, ni me importa demasiado. Porque estamos ya, por fin, después de muchos años intentándolo se ha conseguido, en un país en que están los unos y los otros, y todos los demás están muy lejos para que les dé tiempo a hablar.
Pero ese no es el problema, de verdad que no, porque no hay problema en que gobierne el PSOE, ni en que gobierne el PP, ni en que haya tres, cuatro, diecisiete partidos nacionalistas. El problema es que gobiernan, hacen oposición, hablan, bailan la conga si es menester, para los focos, para ganar un voto, para salir en las noticias de hoy que se olvidarán mañana, para tener contentos a unos y a otros. Se pone uno lo que haga falta y suelta la frase que haga falta.
Lo peor es que funciona. ¡Cuánto funciona! El "ser contra otro", la pertenencia al grupo, el eres del PSOE o del PP, como el eres del Madrid o del Barça. Sí, me dirás que tú no, (te diré que yo tampoco) pero miro a mi alrededor y sólo veo eso: El "Estos son peores"-"Los otros eran peores", y la última frase impactante de quien sea, y el último guiño de quien sea al colectivo que sea.
Y, sí, hemos llegado a ese punto en que se discute más sobre quién es peor que sobre quién es mejor. Se lo han trabajado durante años y lo han conseguido

Actualmente parece una aberración la idea de que la política es una cuestión de ideas, de acciones, de temas serios hablados con calma para intentar llegar a un acuerdo. Debería ser una carrera de fondo, no una serie de golpes de efecto.
Pero no es así como se ganan las Elecciones.
Claro, también es una aberración pensar que el interés de los políticos en hacer las cosas bien debería superar su interés por el poder y el dinero.
Es triste. Muy triste.
yuvia: (Default)
Bueno, pues estoy ante una de esas entradas que no sé cómo escribir, porque tengo la sensación de que precisa una inmensa introducción en la que explique mi experiencia personal y mis pensamientos respecto a temas tangenciales y no tanto.

No voy a hacerlo, voy a ir al grano. Porque lo que voy a decir me parece obvio. Y me parece preocupante tener la sensación de que tengo que explicarlo, de que no es obvio para la mayoría, está claro que no lo es.
No sé gran cosa sobre el tema, aceptaré toda puntualización.
Y, el tema es: ¿Cómo es posible que en la sociedad actual los juguetes sean tan sexistas? No digo machistas o feministas, que seguro que alguno también, digo sexistas. Digo "Esto es para niños y esto es para niñas"

Dejo claro desde ya que sé que hay excepciones, que no todas las personas actúan así, que no todos los juguetes son así. Acepto si alguien opina que ni siquiera es la mayoría... pero desde luego, lo de que no sea la  mayoría no lo comparto, no lo "veo".
Desarrollo del cabreo tras el cut )
yuvia: (Default)
O sea, tía, los de Tampax toda la vida contándonos el rollo de que "No pasa nada" y yo así como que me lo creo y todo, ¿no? Y de pequeña que si mamá, que si las coleguis con que esto es normal y al final hasta me creo lo de "Me gusta ser mujer" y como si nada, ¿no? O sea que yo me hice a la idea de que como dicen en el cole pues que si el ovario y no sé qué y después te viene la regla y ya está. Y ya, con el tiempo, pues te convences de que no es para tanto y que como mucho mucho pues te hinchas y te pirras por el chocolate y te pones llorona o tal, pero que todo lo que necesitas es una mantita y una bolsa de agua caliente y si acaso ibuprofeno o esas cosas. Pero que no, que no pasa nada y puedes ir a la piscina y todo.

Vaya, que toda mi vida pensando que lo más absurdo que iba a escuchar sobre la ovulación y todo lo que implica sería en un anuncio de compresas.
Oh, ilusa, nunca conté con la posibilidad de que un teólogo dijese esto:

«La Iglesia estudia científicamente si es más importante el óvulo de una mujer o un huevo de cigüeña» y, puntualizó Gabilondo, defiende la dignidad del feto y la dignidad del óvulo.

Fuente

¿Me puede explicar alguien qué demonios tiene que ver el óvulo de una mujer con un huevo de cigüeña?
Y ¿cómo demonios va a estudiar científicamente la iglesia si es más importante el óvulo de una mujer o el huevo de una cigüeña?
Pero, eh, haceos una imagen mental: Mola.

No sé si pensar que se quedó dormido cuando le contaron en el cole que el óvulo fecundado se llama zigoto (hombre, lo puedes llamar óvulo fecundado, pero si te saltas lo de "fecundado" pues...te quedas así como que con la mitad de dotación cromosómica y, más aún, con una célula destinada a morir y sin ninguna posibilidad de implantarse en el útero y acabar desarrollando un ser humano. A mí me parece que es de esos adjetivos que no te puedes saltar.) O es que el tío de verdad se cree que los óvulos deben ser tratados con dignidad y además el gobierno debería ocuparse de ello.
Personalmente creo que el gobierno, no éste en particular sino así como que todos, ya toca los ovarios bastante, pero en fin, esa es otra historia.

Pero lo que soy incapaz de imaginar, de verdad, es un óvulo tratado dignamente. No sé si es un rollo de no comprar las compresas  o los tampones de marca blanca, si es que no puedes echarle la culpa de estar amuermada, o que no puedes soltar alguna cosa soez tipo "me #~#~~# los#~#~#~ ovarios de los #~#~#~~ como me duelen" o va más lejos y significa que tendría que tener ya unos ventitantos hijos para no haber desperdiciado ninguno.

Pero me decanto porque lo que ocurre es que este tío es tonto y en consecuencia le dejan dar charlas y le hacen entrevistas en los periódicos. Vamos, lo normal. Si no eres un tocahuevos (del género y condición que sean) a quién vas a interesarle?

Pues nada, majetonas, que yo a lo que venía es sólo a contar la chorrada. Ya sabéis, tratad con dignidad a vuestros óvulos que se lo han ganado no como algunos adultos a los que este tipo de lumbreras considera pervertidos (Interesante la entrevista del enlace al enlace (el enlace intermedio también es un poco pa morirse) en la que a la pregunta de cómo afecta a los cristianos que los homosexuales se unan civilmente contesta con que algunos abusan sexualemente de menores. No es la misma persona, es otra, pero eso: otra lumbrera)
Pero, eh, tratemos con dignidad nuestros óvulos. Y  los hombres, que no se olviden de tratar con dignidad a sus espermatozoides, a todos (!)


yuvia: (yuvia)

En numerosas ocasiones, no publico aquí mi opinión sobre ciertos temas que considero importantes por falta de tiempo. Considero que la influencia de mi opinión desde aquí (y en cualquier otro foro, qué demonios) es bastante limitada. Considero que eso es en cierto modo una buena excusa para no tener que andarme con tantos miramientos. No creo que nadie se vaya a tomar lo que escribo aquí como algo distinto a eso, a una opinión, que no es fruto de árduas investigaciones, intensos estudios ni análisis contrastados. No es el típico "a mí no me pagan por ello", es que yo tengo otro trabajo, es que a veces no tengo tiempo para informarme en condiciones sobre las cosas sobre las que escribo, es que no tengo la confianza depositada de mis lectores en base a un "si está donde está y le dejan publicar esto, será que sabe de lo que habla". Puedo ser prudente, en algunos temas me obligo a serlo, me obligo a documentarme, pero no soy equiparable por poner un ejemplo...al ABC.

Pero, claro, luego llega un periódico de tirada nacional y te publica unos cuantos artículos que te hacen sentir estúpida por llevar un mes a la espera de tener tiempo para leerte 40 páginas de un informe sobre energía nuclear en España y luego contrastar la información con otras fuentes lo menos parciales posible o de ideologías e intereses distintos, antes de expresar tu opinión en un blog, no vaya a ser que digas algo sin la información suficiente o que pueda resultar parcial o "la voz de otro".
De modo que, desde mi profundo sentimiento de estupidez, voy a dejar para otro día, para cuando me informe mejor, mi crítica (que espero sea crítica, no positiva ni negativa particularmente, sólo una visión crítica) sobre la energía nuclear y voy a aprovechar los "increíbles" artículos del ABC para hacer una crítica sobre los que pretenden ser "creadores de opinión" y, aún diría más INFORMADORES. Lo de la objetividad en la información lo dejo a juicio de quien lea esto.
...pero si hasta saltan los gamos felices y contentos )

Ante todo, que no insulten con la información sesgada. Quizá vivo en un país donde lo que se espera es que cada uno lea el periódico que le va a decir lo que quiere oír, lo cuál es muy útil para tener discusiones en las que las personas no discutan sobre sus propias ideas, sino que se echen en cara los unos a los otros sacarlas de aquí o de allá. Pero algunos leemos de todo un poco, oímos de todo un poco, tenemos la extraña idea de que las ideas no se "contagian", de que leer tal o cual cosa no te va a convertir en un seguidor. Lo triste, es que cuando haces eso, acabas llegando a la conclusión de que encontrar información objetiva es prácticamente imposible. Es muy difícil leer u oír información que no esté hecha para el consumo de un grupo determinado, que se quedará contento. No pretendo generalizar, seguro que hay excepciónes (de hecho, si conocéis alguna...) pero sé que el ABC no es el único periódico que me rechina leer. Acepto los artículos de opinión, incluso cuando me ponen mala, son respetables porque son opinión. Pero en el resto de artículos debería primar la información sobre la opinión.
Y que no todo gira en torno a dos partidos, joder. Y que estoy harta de que se politicen ciertas cosas, y que es IMPOSIBLE que alguien con ideas propias esté siempre de acuerdo con un partido y siempre en desacuerdo con otro. Pero es que no es sólo ya cuestión de estar con un partido.
(No, no he dicho que me parezca publicidad bien pagada por las empresas, ¿lo he dicho?)


yuvia: (Default)
No sé cómo enfocar esto que voy a escribir. No sé si podré ser puramente crítica o si seré incapaz desde la primer palabra de no ir directa al sarcasmo. Porque criticar con calma y prudencia algo que no sólo no se comparte sino que no se entiende, que se ve como un insulto directo y personal (no sólo hacia mí, sino hacia la inmensa mayoría), me cuesta mucho.

Para los que no vivan en España, los que sí supongo que ya saben del tema, explicaré un poco cuál es el detonante de lo que voy a escribir: Un ex alcalde, actualmente en tercer grado penitenciario, (es decir, ya condenado por la ley) por corrupción va a ser la "gran estrella" en una entrevista anunciada para hoy en el canal televisivo Telecinco. Se dice que cobrará por ello 350.000 euros.
El dinero que se llevó en su momento, dinero que pertenece a los ciudadanos, no ha sido devuelto aún.

El lenguaje tiene una característica muy triste en mi opinión, y es que las palabras acaban perdiendo su significado cuando se repiten mucho. "Corrupción" se ha convertido en una de esas palabras. "Telebasura", palabra relativamente reciente, también. El término se usa habitualmente pero no sé si se reflexiona sobre su fondo lo suficiente. La telebasura está dando en los últimos tiempos un paso más allá de lo soportable. Creo en la libertad de expresión y la libertad de prensa y no creo en absoluto en la censura. Por otro lado, creo que utilizar cualquiera de esos conceptos como defensa ante los que criticamos lo que está ocurriendo ya desde hace años en la televisión en España es regodearse en la mentira, la manipulación y el cinismo.
Se paga a delincuentes. Se paga a delincuentes por haber cometido delitos, se paga a personas por defender a delincuentes (caso de la mujer que ha sido entrevistada en varias ocasiones y ha defendido a su novio, que dejó en coma al hombre que intentó defenderla a ella al ver que su novio la maltrataba). Por poner otro ejemplo, no llegó a quedar claro si se pagó a "eso" que pegó una paliza a una niña en el metro, pero sí está claro que muchos programas quisieron entrevistarle y fue "objetivo de interés" durante meses.
Ya se ha dado el gran salto del pagar por haberse acostado con alguien y pagar por decir mierda de un famoso sin pruebas a pagar por haber pegado a alguien, pagar por haber robado.

No quiero caer en la exageración ni en el dramatismo, pero me pregunto cuánto falta para caer en aquello tan macabro de pasar de vender cadáveres a producirlos. Es obvio que ya ha ocurrido con lo de acostarse y decir mierda...

Tampoco quiero caer en la demagogia, pero ese tipo va a cobrar (se lo embargarán?, pues eso espero, sólo faltaba) por NO haber hecho bien su trabajo, por HABER ROBADO dinero público y en parte también por haberse acostado con una cantante, 350 veces el sueldo mensual de muchos por hablar de cómo robó.

Me parece una ofensa personal, un insulto directo, no sólo para mí pero no por ello menos directo, que esta persona cobre y también que se le entreviste aunque no cobrase, que se le dé tiempo de televisión para hablar. No digo que deba, a la antigua usanza, exiliarse al delincuente, pero sí creo que debería al menos dejar de considerarse (si lo hubiese sido antes, no olvidemos que el motivo de la fama de este hombre es precisamente su delito) alguien que tiene algo interesante que decir. ¿Es para que se explique? ¿Para que explique qué? ¿Acaso es que tuvo que robar porque no tenía para vivir? No hay nada que explicar, la ley ha probado su delito, que cumpla su condena y punto.
Con todo, la ofensa es más por parte de quienes le pagan y ganan dinero aún así. Ese dinero no lo van a embargar, seguro.

No digo que la televisión deba ser ejemplo adoctrinante para la sociedad, pero que tantas horas se dediquen a este tipo de temas, a quién robó, a quién folló, a quién miró mal un día a no sé quién, a si se casa o no se casa el uno la otra y los del medio, qué motivos le llevaron a pegar a una niña desconocida, me parece tan repugnante que ni siquiera sé cómo hablar de ello.

Por eso, yo no voy a ver la entrevista pero ni siquiera como protesta. No la voy a ver porque no es interesante, porque preferiría DE LEJOS ver un programa de cocina, un documental sobre la invención de la escoba, una entrevista a un camarero sobre en qué consiste su trabajo o a unos pececitos nadando en una pecera.

No digo que la televisión deba ser sólo cultura. Pero no entenderé jamás y no me parecerá justo jamás que las personas que hacen cosas importantes y buenas no tengan apenas espacio en ella. No entiendo que yo conozca la cara y el nombre de este hombre y apenas recuerde la cara y el nombre del científico que descubrió la vacuna contra la malaria, por poner un ejemplo.

No entiendo que se considere de interés general la vida de cuatro sin oficio pero con muchos beneficios y tengan que relegarse a la madrugada los programas documentales que hablan precisamente de las realidades del mundo o de temas que nos afectan a todos.

Y habrá quien diga que "el ciudadano medio", quienquiera que sea ese, no puede interesarse en programas como Redes porque no los entiende. De acuerdo, para eso están las series, los documentales de naturaleza, el cine o los programas debate en los que se debate de verdad de temas reales.

Y, a mí, que nadie me cuente que eso no tendría audiencia, que no daría dinero. Tengo edad suficiente para haber visto otra televisión. Hubo un tiempo en que se presentó en televisión una verdadera plaga de concursos sobre temas culturales y parecía que ningún programa podía tener éxito si no era un concurso cultural. Hubo un tiempo en que, en prime-time, en vez de un debate con el que se acostó con, la que se acostó con y los que se tiraron a ambos una noche de borrachera, había debates con políticos, escritores, filósofos, en los que se hablaba de temas que podían interesar a cualquiera porque afectaban a cualquiera y de manera que cualquiera pudiese entender. Yo lo entendía, y era una niña de aquella, sin estudios, sin madurez, sin dos dedos de frente. Y lo entendía, y me gustaba, y me interesaba.

Yo lo vi, muchos lo vieron, hacían buenas audiencias.

Ahora los temas considerados de interés son el ex alcalde y el ex director de la guardia civil corruptos, y encima se les paga. Habrá quién diga que es para ponerles en la palestra y poder criticarles. Es que la gente es morbosa y quiere verles enfrentados al público (menudo enfrentamiento, ya te digo, no les importó robar pero que la gente les critique... les pone malitos y les hace olvidar que aún tienen dinero guardado para vivir de miedo). Sí, claro, si te ponen delante a alguien así le criticas pero, al menos yo, no quiero eso. No necesito eso, porque eso no es útil. Quiero la cárcel y el dinero devuelto y quiero más no tener que oírles, que no les paguen por sus palabras ciertas o falsas. Sólo hay un sitio donde deben estar para decir la verdad y es en los tribunales. Nada más.

Que me den en la tele las opiniones de gente de verdad, gente que se haya ganado ese tiempo (no digo ya que les paguen, menuda desfachatez pagar a un profesional del tema que sea por hablar de aquello de lo que sabe) trabajando, estudiando, investigando, creando.

O que me pongan una imagen de una pecera, que al menos esos no hacen daño a nadie.

La tele no está ahí para mostrar cultura, vale. Espero tan sólo que no sea un reflejo de la sociedad (desgraciadamente creo que lo es, si me dura la naúsea que tengo en estos momentos hablaré de por qué) porque, si lo es, significa que esta sociedad es en un buen porcentaje una basura. Y, además, que ese porcentaje es lo que más interés despierta de ella.
Page generated Sep. 20th, 2017 11:47 pm
Powered by Dreamwidth Studios